Manual de cachorros. Capítulo 1: Salud

Esta serie de artículos ha sido creada para dar soporte con explicaciones sencillas y básicas a nuestras familias educadoras de cachorros y otras personas interesadas en la educación de sus cachorros.

Las familias educadoras cuidan de los futuros Perros de Asistencia desde los 3 hasta los 14 meses para que puedan, de mayor, acompañar a un niño con Autismo.

Galleta, futura perra de asistencia para un niño con autismo

Hoy hablaremos de salud, de cómo prevenir enfermedades graves y como cuidar al futuro Perro de Asistencia. Estas indicaciones siguen el protocolo de Salud de nuestra asociación pero pueden ser válidas para cualquier persona que tenga un cachorro en casa.

Prevención parvo. La importancia de salir a la calle pero con control.

El Parvo es una enfermedad muy peligrosa, por ello es muy importante en los primeros meses tener algunas precauciones, hasta que las primeras vacunas estén puestas y hagan efecto.

Hasta los 3 meses lo veterinarios recomiendan no sacar a los perros a la calle para prevenir contagios (es cuando ya están al día de vacunas). Pero como futuros perros de asistencia para niños con Autismo es fundamental que salgan para tener una buena socialización pero debemos hacerlo con precaución. 

Para garantizar esta buena socialización bajaremos a la calle tres veces al día a dar paseos, les llevaremos a terrazas y a sitios con estímulos pero, ahora viene lo más importante, SIEMPRE  LLEVAREMOS AL CACHORRO EN BRAZOS. De esta manera evitaremos el riesgo de contagio de parvo sin descuidar la socialización.

Los principales síntomas del parvo son: diarrea con sangre, decaimiento, fiebre, vómitos…  Ante éstos síntomas debemos avisar inmediatamente a un responsable.

Calendario de vacunación y desparasitaciones

El calendario de vacunas de nuestros Perros de Asistencia para niños con Autismo incluye:

  • A los 45 días de vida: primera vacuna contra el Parvovirus.
  • A las 9 semanas de edad:  segunda vacuna que será contra Parvovirosis, Moquillo,, Adenovirus tipo 2, Hepatitis infecciosa C y Leptospirosis. 
  • A las 12 semanas de vida: se repite una dosis de la vacuna anterior para una protección completa.
  • A partir de los 5 meses de edad: la vacuna contra la Rabia.
  • Anualmente repetiremos durante toda la vida del perro la vacuna pentavalente junto con la de la Rabia.
  • Además, nuestros Perros de Asistencia son vacunados frente a tos de las perreras y Leishmaniasis

Desparasitaciones: 

Interna: Hasta los 6 meses se hacen una vez al mes y a partir de los 6 meses se realizan cada 3 meses. 

Externa: El cachorro llevará collar Seresto todo el año y pipetas (en los meses en los que la temperatura por la noche sea superior a 18ª)

Displasia de codos y/o caderas.

La displasia es una malformación muy común en los labradores, consiste en que la articulación de la cadera y/o del codo no tiene la forma correcta y, con los años puede conllevar problemas de artrosis. Si bien la ley nos permite entregar Perros de Asistencia con displasia, no es ético entregar a la familia de un niño con Autismo un perro que posiblemente desarrolle una patología crónica dolorosa como es la artrosis.

Si bien la displasia tiene un alto componente genético, controlando el ambiente se puede mejorar mucho el desarrollo del perro para prevenir posibles lesiones. Debemos tener especial cuidado en la etapa de cachorro, hasta los cinco meses no deben subir escaleras ni jugar de forma brusca, a partir de ahí y de forma moderada para no sobrecargar la articulación podemos fortalecerla subiendo alguna cuesta pequeña o incluso dejarlos nadar unos minutos en una piscina (siempre con vigilancia y precaución).

Entorno a los 11 meses se realizan las primeras pruebas de displasia a los futuros Perros de Asistencia. Si a esa edad se diagnostica displasia grave, buscamos una buena familia donde cachorro de labrador tenga una vida feliz. Ya que como hemos dicho antes, no nos parece ético que un perro con una enfermedad crónica y posibilidad de desarrollar dolor trabaje como perro de asistencia para un niño con autismo.

Si en la prueba de los 11 meses el perro no muestra signos, seguimos avanzando con el proceso hasta que a los 14 meses (edad en que el desarrollo casi ha acabado) podemos hacer pruebas definitivas y valorar la futura profesión de nuestro cachorro.

Revisión semanal y signos de alarma.

Es muy importante que las familias educadoras de perros de asistencia para niños con Autismo conozcan algunos aspectos de la anatomía de los cachorros con los que van a convivir. Semanalmente las familias harán una revisión básica de:

  1. Ojos: no deben estar enrojecidos, ni tener muchas legañas de colores blanquecinas o verdes (posible síntoma de conjuntivitis).
  2. Orejas: deben tener buen color, sin olor. Si vemos que el cachorro se rasca o menea la cabeza de forma constante, que el interior de las orejas están enrojecido, que huelen mal o hay mucho cerumen podemos estar frente a un síntoma de otitis o de que tiene algo dentro (como una espiga)
  3. Mucosas (ojos y encías): dependiendo del color del animal pueden tener diferentes tonalidades desde rosadas hasta negras, debemos conocer el color de éstas. Si están rojas o muy pálidas significa que algo no está bien.
  4. Hidratación: para comprobar si el cachorro está bien hidratado cogeremos un pellizco de piel de la zona del cuello, si vuelve a su lugar en 2 segundos aproximadamente no hay problema, si tarda bastante es un signo de alarma por deshidratación.
Tiramisú, futuro perro de asistencia para un niño con autismo en el veterinario

Se avisará a un responsable de Perros de Asistencia en caso de:

  • Anomalías en ojos, orejas, mucosas o signos de deshidratación.
  • Diarrea
  • Vómitos
  • Heridas o infecciones
  • Tos
  • Estornudos repetidos
  • Apatía o decaimiento
  • No tener hambre o sed
  • Más de 24 horas sin hacer caca
  • Posible ingesta de alguna sustancia tóxica (productos de limpieza) o de objetos sólidos (pelotas, calcetines, trapos…) En caso de que el cachorro se trague algo, actuar en menos de 2 horas es fundamental para evitar una obstrucción.

Si eres familia educadora y tienes dudas, ponte en contacto con nuestros responsables!

Si quieres ser familia educadora y vives en Madrid, visita nuestro apartado para conocer lo que hacen nuestras familias.

Puede que te interese…

MANUAL DE CACHORROS CAPÍTULO 11. EVITAR QUE MUERDA MIS MANOS

MANUAL DE CACHORROS CAPÍTULO 16. INTRODUCCIÓN AL CLICKER

¡Y no olvides compartir y/o colaborar!

Muchas personas, haciendo cosas pequeñas pueden cambiar el mundo.

¡Gracias! 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Somos una gran familia y estamos aquí para ayudarte.

Afíliate a nuestra newsletter y te mantendremos informado/a.

COLABORAN

DONACIONES

SÍGUENOS

© DogPoint 2020 · La tribu que cuida de las personas para mejorar el mundo

CIF G-87505145 · info@dogpoint.es

Aviso Legal - Política de Privacidad - Política de Cookies

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad