Manual de cachorros Capítulo 8. Control de esfínteres

Esta serie de artículos ha sido creada para dar soporte con explicaciones sencillas y básicas a nuestras familias educadoras de cachorros y otras personas interesadas en la educación de sus cachorros.

En este capítulo vamos a daros algunas pautas sobre cómo conseguir que el cachorro haga sus necesidades en en la calle. 

Perros de asistencia paseando

Pauta 1. Ármate de paciencia con el futuro Perro de Asistencia.

Debes tener en cuenta que el control de esfínteres depende, en gran parte, del desarrollo madurativo del cachorro. Hay una pseudo-regla sobre el tiempo que puede un cachorro controlar sus esfínteres que es más o menos:

3 meses de vida = 3 horas de aguante

4 meses de vida = 4 horas de aguante

y así hasta las 8 horas a partir de los 8 meses

Pauta 2. La regla de los 5 segundos.

Incluso cuando ya son adultos y el control de esfínteres está muy asentado, pueden ocurrir “accidentes” por diversas razones (estrés, estar enfermos, beber mas agua de la habitual, un cambio en la rutina de paseos…)

Es importante saber que no sirve de nada “echar la bronca” al perro si ya han pasado más de 5 segundos. Es decir, si no le pillas en el momento no debes decirle nada. Limpiar sin darle más importancia y anticipar la próxima vez.

Si es un cachorro que aún no aguanta demasiadas horas tampoco tiene mucho sentido enfadarse. Piensa que si fuese humano llevaría pañales y nadie se enfadaría. Intenta siempre anticipar y sacarle a la calle antes de que se le escape.

Pauta 3. Anticípate a sus necesidades.

Hay momentos en los que sabemos que nuestro cachorro se hará pis: Después de una siesta, después de beber o comer, cuando empieza a oler por la casa… 

Debemos aprovechar esos momentos y salir a la calle antes de que se les escape. Los que hemos tenido cachorros en pisos nos hemos visto saliendo recien levantados y en pijama con el cachorro en brazos par que no se le escapase el pis en el ascensor. ¡Bienvenidx al mundo del cachorro!

Pauta 4. Utiliza el transportin.

Una herramienta fundamental en este proceso es el transportín. Cómo has leído en el capítulo sobre este tema, los Perros de Asistencia para niños con Autismo saben que su transportín es un espacio seguro. Dentro del transportín la mayoría de los perros no hacen nada (por higiene) y esto nos ayudará a la hora de generar el hábito de hacer sus necesidades en la calle.

Una estrategia que funciona muy bien es salir y si no hace nada, guardarle en su transportín a la vuelta del paseo. Si ha hecho sus necesidades en la calle le dejaremos libre por la casa unas horas. 

Si no ha hecho nada en la calle y, por tanto le hemos guardado en el transportín, volveremos a salir de paseo otra vez pasada una o dos horas. De esta manera colaboraremos a generar el habito de evacuar en la calle.

Pauta 5. Rutinas.

Los perros pronto aprende las rutinas de paseo y condicionan los distintos horarios con sus necesidades básicas. Tener una rutina estable te ayudará con este ejercicio.

Pauta 6. Usa el condicionamiento Clásico.

Si no sabes de qué te hablo, deberías volver al capítulo sobre este tipo de aprendizaje. Todos nuestros Perros de Asistencia para niños con Autismo aprenden a hacer sus necesidades bajo comando.

¿Cómo lo hacemos? ¿No te ha pasado que cuando llegas a casa sientes ganas de ir al baño? Sé de más de una persona que en cuanto tocan sus llaves de casa ya tienen que cruzar las piernas. Esto se debe al condicionamiento de un estímulo neutro (las llaves) con lo que viene después (ir al baño).

En el caso de los cachorros repetiremos “PIS PIS” mientras hacen pis (para ir condicionando poco a poco) y “HAZ HAZ” cuando hacen caca.  Podemos empezar a condicionar en casa, luego en la calle y tras unas semanas probar si ha tenido efecto y inducimos las ganas de hacerlo.

De esta manera, si conseguimos que evacúen en la calle gracias al condicionamiento, tendremos menos probabilidades de que lo hagan en casa.

Pauta 7. Premiar cuando lo hace bien.

 Hay quienes piensan que premiar (con la voz o con comida) cuando lo hacen en la calle puede ser buena idea. Otras personas piensan que con el simple hecho de evacuar es suficiente. En todo caso, no pierdes nada y el cachorro ganará una salchicha. No parece mala idea.

¿Muchas pautas? No te preocupes, intenta incorporar una cada día, asimilarlo. Educar a un futuro Perro de Asistencia para que ayude a un niño con Autismo es una gran labor. Las familias educadoras ejercitan la paciencia, aprenden muchísimo y disfrutan de saber que están haciendo algo maravilloso por una familia que lo necesita.

Puede que te interese…

MANUAL DE CACHORROS. CAPÍTULO 1: SALUD

MANUAL DE CACHORROS CAPÍTULO 5. CONDICIONAMIENTO OPERANTE

Si eres familia educadora y tienes dudas, ponte en contacto con nuestros responsables!

Si quieres ser familia educadora y vives en Madrid, visita nuestro apartado para conocer lo que hacen nuestras familias.

¡Y no olvides compartir y/o colaborar!

Muchas personas, haciendo cosas pequeñas pueden cambiar el mundo.

¡Gracias! 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Somos una gran familia y estamos aquí para ayudarte.

Afíliate a nuestra newsletter y te mantendremos informado/a.

COLABORAN

DONACIONES

SÍGUENOS

© DogPoint 2020 · Creas aquello en lo que crees · CIF G-87505145 · info@dogpoint.es

Aviso Legal - Política de Privacidad - Política de Cookies

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies