¿Amar a un Cachorro? Avelina nos cuenta su experiencia como Familia Educadora

Mi nombre es Avelina y nuestra aventura con Dogpoint empezó justo hace un año cuando un amigo nos “lió” para hacer de casa de acogida de una cachorra que iba a ser perra de asistencia para un niño con autismo.

Galleta el primer día que llegó a DogPoint

He de confesar que tras ver la foto que nos mandó ni me lo pensé, lo que empezó siendo “un favor” nos ha cambiado la vida radicalmente.


De pequeña siempre quise un perro, pero nunca lo tuve así que en cuanto recibimos a Galleta, nos volcamos en ella. El equipo de Dogpoint nos dio unas pautas básicas e incluso fuimos a formaciones de cachorros para poder entrenar y que practicasen ciertos ejercicios como por ejemplo usar las patas traseras.

La misión es sencilla: que los cachorros sean lo más equilibrados posibles, por ello practicamos en la plaza central donde vivimos para acostumbrar a Galleta al ruido de las campanadas, a ver a mucha gente en la calle, al ruido de los autobuses, incluso a pisar diferentes tipos de suelo como alcantarillas.

Los Perros de Asistencia en socialización tienen acceso a espacios públicos


Galleta fue creciendo y empezamos a trabajar el entrar en supermercados y en locales, ella entraba con su peto amarillo de Perro de Asistencia en entrenamiento para ir acostumbrándose a entrar en ellos sin ponerse nerviosa.


Han sido casi 12 meses junto a ella, observando como crecía y como cada día lo hacía mejor. En todo momento el equipo de Dogpoint ha estado a nuestro lado, además hoy en día con las redes sociales muchas familias de niños con autismo nos seguían y nos hacia una tremenda ilusión pensar que Galleta algún día estaría con uno de esos niños.


Finalmente Galleta no ha podido ser Perra de Asistencia debido a que tiene una displasia de caderas, por supuesto en el momento en que nos dieron la oportunidad que quedárnosla no pudimos decir que no.


Al iniciar mi relato he dicho que Dogpoint nos ha cambiado la vida y no es solo porque al final Galleta forma parte de nuestra familia sino porque hemos conocido a grandes personas que ahora puedo decir que son amigos, además hemos podido hablar mucho con familias y hemos podido entender muchísimo mejor la necesidad de estos peques de tener a un Perro de Asistencia.

Primera vez que Galleta y su familia van a la playa

La valentía, el tesón y el esfuerzo de las familias es inmenso.
Niños y niñas como Ángel, Helena y Andrea verdaderamente necesitan estos amigos peludos y desde luego la labor de las casas de acogida son necesarias para que los cachorros vivan y se socialicen correctamente.

Animo a todo el mundo que está leyendo este artículo a que sean familias de acogida, merece muchísimo la pena, es una experiencia única, además de hacer una labor extraordinaria.


Una vez más gracias a Dogpoint y a sus familias por tantísimo cariño y amor. Galleta siempre será de la tribu azul y estaremos aquí para todo lo que necesiten.


Con cariño Avelina, Juan y Galleta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Somos una gran familia y estamos aquí para ayudarte.

Afíliate a nuestra newsletter y te mantendremos informado/a.

COLABORAN

DONACIONES

SÍGUENOS

© DogPoint 2021 · La tribu que cuida de las personas para mejorar el mundo

CIF G-87505145 · info@dogpoint.es

Aviso Legal - Política de Privacidad - Política de Cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad